lunes, 30 de julio de 2012

Tamaulipas tiene anemia


*En Tamaulipas Hay hambre y sed 

El titulo de este artículo es en sentido figurado, pero vamos a tratar de explicarlo.

El ser humano siempre ha tenido que alimentar de tres maneras a su ser, al cuerpo se le alimenta con comida, tema que no vamos a tratar, al Alma, se alimenta con religión, pues es de El, para El y por El, tampoco voy a tratar este tema. Y finalmente el Espíritu, se le alimenta con cultura, museos, libros, teatro, etcétera. El tema a tratar en este espacio es el alimento del Espíritu.
En Tamaulipas hacen falta Museos, de todo tipo, de la caricatura, de historia, del mar, de antropología, pintura, aviación civil y militar, marítimo náutico y naval, ferrocarril, cine, etc, etc. La falta de dinero no es pretexto real ni causa verdadera para esta falta de alimento para el pueblo tamaulipeco. Cuando se tiene poco, es cuando más se hace y cuando mucho se tiene, muchos son los pretextos para nada hacer, ya que la avaricia nubla los sentidos y la razón.
Para empezar con lo que se tiene, simplemente podemos empezar por dar a conocer por conferencias un proyecto urbanístico de lo que hay y explicar la razón por la que desde los años cincuenta a la fecha se han producido una serie de transformaciones urbanas mal planificadas y que solo obedecen a intereses inmobiliarios y económicos, sin haber prestado atención a las necesidades colectivas  y como han afectado estos cambios a la morfología de las ciudades y la distribución social.
Otro ejemplo de lo que puede hacerse, es presentar las principales características y atribuciones de las diversas comunidades (española, libanesa, francesa, inglesa, etc), en Tampico y la región y en el Estado, como su mimetismo y asimilación a los usos y costumbres locales, asi como ejemplos de algunos personajes de esos orígenes.
Son muchas las maneras como debe comenzarse. De igual manera, puede alimentarse al espíritu con paseos río arriba, a través del río Panuco o del río Tamesi; en el Pánuco, se ofrece diversas variantes - pues tiene un recorrido total de 600 kms, hasta el D. F. - se puede llegar hasta las confluencias de los ríos Moctezuma y Tamuín, sin muchos problemas técnicos. Tan solo con esos recorridos progresaría el puerto de Tampico, habría un auge económico, sin precedentes, tanto en Tampico como en todo el trayecto turístico y comercial del citado río. De igual manera para el río Tamuín, pero lo  comercial ribereño de ambos ríos, lo trataré en otro artículo.
Todo depende de la imaginación tanto de los ciudadanos con sus demandas como – principalmente – de los ciudadanos que por el momento detentan el poder, todo es cuestión de voluntad política y amor a la tierra que los vio nacer o que mínimo les da sustento y alojamiento.
Como se verá el ciudadano tamaulipeco, tiene hambre y sed de cultura y esparcimiento. Actualmente, en Tamaulipas, no se alimenta al Espíritu. Tamaulipas tiene anemia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada