lunes, 1 de octubre de 2012

Principios Basicos de Religion, capitulo 2

Compendio de la declaración de la Doctrina Cristiana.


En el principio está el fin, porque con éste fin viene al principio.    

No pongo aquí las quatro oraciones literalmente, porque juzgo, que el que sableer no las ignora: solo se pone la declaración dellas. (redacción original).

Declaración del Pater Noster.

La Oración del Padre Nuestro, pertenece a la Esperanza y la ordenó Cristo Nuestro Señor, para enseñarnos a orar y a levantar el entendimiento al Cielo, adonde Dios reside mas señaladamente, haciendo mas admirables efectos, como en mas principal  lugar y para pedirle como hijos al padre, como hermanos, unos para otros todo lo que podemos pedir y desear justamente y diónos el orden para ellos.   
En las tres peticiones, se pide la honra de Dios y en las otras cuatro, el provecho nuestro y del prójimo.
En las cuatro primeras, pedimos bienes y en las otras tres, remedio para los males. Esta es la petición en que le pedimos, que vengamos a gozar de Dios y de su Bienaventuranza; que nos dé los remedios para ello, y el sustento del Alma y cuerpo. 

Declaración del Ave María.  

El Ave María se toma de las palabras del Angel, que dijo a la Virgen cuando la saludó, trayéndole la embajada de la Encarnación del Hijo de Dios en ella y otras palabras que añadió la Iglesia; decimosla para saludar a la Virgen y para pedirla favor como Madre de Dios. Esta Oración es el Memorial en que pedimos nos alcance con su Hijo, nos dé lo que le pedimos en  la petición del Pater Noster.  
Declaración de la Salve Regina.

La Salve Regina la aprobó la Iglesia; porque la autoriza y usa de ella, la usamos nosotros y en ella pedimos a la Virgen, como a Madre de Misericordia y como a Reyna, Señora, Abogada y Medianera nuestra, que nos favorezca con su Hijo, pues es tan favorecida en el Cielo, adonde está en Cuerpo y Alma; y nosotros, como hijos de Eva, desterrados en éste valle de lágrimas, la pedimos ruegue a Dios nos dé su Reyno.
El Credo y Artículos, quedan comprendidos en los Misterios de Nuestra Santa Fe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada