miércoles, 31 de diciembre de 2014

Himno Nacional Mexicano Análisis oracional

En ésta vida, dado la época y tiempos en que se vive, nos damos cuenta de que, como pueblo fuimos abandonados y olvidados por parte de los guías espirituales (de todas las religiones), también fuimos abandonados por los guías morales de todas las sociedades secretas y discretas en nuestro país. Lo anterior dio pie (origen) a pésimos guías materiales (gobernantes de todas las “ideologías”) que por años nos han asolado, con escasas excepciones, pues en doscientos años, solo 3 han trabajado por el bien del pueblo mexicano. Hubo otros que fueron traicionados en su lucha por defender a nuestra Patria.

Los guías morales siempre han tenido sus lámparas para ellos mismos, les gustó y gustan recrearse con ella, la esconden debajo de su cama para beneplácito solo de ellos mismos. Algunos manifiestan abiertamente “no hay que darle perlas a los puercos”. ¡Pobres!, su cerebro no da para mas y mientras ellos luchan por el poder, por el poder mismo, el pueblo puede volver a hundirse más.

Como pueblo abandonado que somos, solo nos queda buscar la verdad dentro de nosotros mismos, orar, rezar y actuar es decir “a Dios rogando y con el mazo dando”. cada quien desde su frente (trinchera).

El mexicano como ser humano a través de toda su historia hasta el día de hoy, ha expresado siempre su búsqueda del PADRE, por medio de sus creencias, cultos, meditaciones, etc (así lo narra la historia) por tanto es un ser religioso. Como he comentado en artículos anteriores nuestro País siempre ha tenido señales, las cuales el pueblo ha captado, no en toda su magnitud, (Ap 12: V 1 a 6 y V 13 a 17) Sin embargo el mexicano piensa y sabe que el Padre nos habla siempre, que hay un Algo que lo hace tratar de encontrarse y encontrar el Algo o Causa que así lo hace pensar y que lo convierte en religioso.

Narro lo anterior como antecedente para comentar un pequeño análisis de nuestro Himno Nacional, el cual al analizarlo nos dice mucho. Para ello doy un ejemplo:

En su primera estrofa nos dice: Ciña ¡Oh Patria! tus cienes de oliva…….Por el dedo de Dios se escribió.
Ahí descubrimos un Algo que nos dice mucho, el dedo de Dios. En el N. T vemos: Pero si expulso a los demonios por el dedo de Dios, sin duda que el Reino de Dios ha llegado a ustedes. (Lc 11, 20), en el A. T., encontramos: Cuando hubo acabado Dios de hablar a Moisés en la montaña del Sinaí, le dio las dos tablas del testimonio, tablas de piedra, escritas por el dedo de Dios. (Ex 31, 18). Para no ahondar mucho, vemos que en el canto (himno) “Veni Creator” se invoca al Espíritu Santo como dedo de la diestra del Padre (digitus paternae dexterae). Finalmente, encontramos en el N. T., (2Co 3, 3) ….……la carta de Cristo, expedida por nosotros mismos, escrita no con tinta, sino con el Espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.

Esta es una prueba más y comprobación de que: La lucha que libra Meshijó Tenochtitlán Anáhuac no es contra carne hueso y sangre, es una guerra entre fuerzas espirituales.

Dios Guarde, Salve y tenga Misericordia de Meshijó Tenochtitlán Anáhuac.
Tlacaeletl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada