sábado, 21 de marzo de 2015

Cuartas Moradas

En ésta ocasión, verán el libro como lo que es, una joya de la Literatura Española y también como una revelación para llegar a Dios.
Son Moradas transitorias, aquí se inicia la ofensiva de Dios, quien toma la iniciativa. El hombre lo advierte y lo experimenta. Da comienzo a cosas sobrenaturales, cosas místicas. Es grande su hermosura. Hay quietud y sueño de las Potencias.
……..porque da el Señor cuando quiere y como quiere y a quien quiere como bienes suyos, que no hace agravio a nadie.(M4, 1, 2)
La substancia de la Oración está en el Amor y no en el pensar …lo que más os despertare a amar, eso haced. (M4. 1, 7).
Una cosa es entender y otra es pensamiento o imaginación. Al Orar, no distraerse y que si os divertís un poco, va todo perdido, cuesta trabajo detener la imaginación. No es bien que por los pensamientos nos turbemos ni se nos dé nada. Una buena formación espiritual evita una distracción en la Oración.
Es Oración de recogimiento sobrenatural. Es obra de Dios que recoge e interioriza al hombre derramado y disperso, atrae a los sentidos y potencias que no acaban de entrar.
No está en nuestro querer sino cuando Dios nos quiere hacer ésta merced. Es un fortalecimiento del Alma y del Mundo Interior y debilitamiento del poder de los sentidos. …..Jesús Cristo, Buen Pastor, emite un silbido desde la habitación principal de las Séptimas Moradas…… (Acercar el Cielo. Antonio Mas Arrondo).
Es actitud teologal es un encogimiento suave a lo interior. Es gran ayuda para buscar a Dios en lo interior.
En la Oración de recogimiento, procurar no discurrir, sino estarse atento a ver que obra el Señor. Cuando hay comunicación con Dios no se ha de dejar la meditación, no obrar con el entendimiento. Cuando parece que nos oye, es bueno callar. Sabemos cuando un silencio es comunicativo o es mudez.
Lo importante es que nos acordemos de EL y nos olvidemos de nosotros mismos. Cuando así sucede, hay cambios en nosotros. En los efectos y obras de después se conocen éstas verdades de Oración.
La Oración de quietud hace más receptivo al Alma, agranda su capacidad, la habilita y va disponiendo para que quepa todo en ella. Jesús Cristo es el buen Pastor que recoge al Alma. Se presenta como Camino y  Modelo.
Las mercedes sobrenaturales son Dones de Dios. EL no es injusto al otorgar mercedes  a unos y negarlas a otros.
El deseo en la 4ª Moradas es gozar a Dios sin estorbos, es deseos de escapar de las molestias de los enemigos de la propia casa (imaginación desbordada).
Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada