jueves, 20 de octubre de 2011

Miqueas

Al Profeta se le ubica en tres etapas de la vida del pueblo judío.

1.- En el reinado de Jotam y Acaz, cuando Judá enfrentaba la presión económica de pagar tributo al Rey asirio Tiglat-pilesr III (2Rey. 16, 2; 2 Crón 28)
2.- En el reinado de Ezequías en tiempos de la independencia política de Asiria y reforma de Judá, y
3.- En el reinado de Manasés, hijo de Ezequías (Judá). En esta etapa se aleja la nación judía de Dios.
Sacando datos de la Biblia, podemos resumirlo en 3 secciones principales:
I.- Llegada de Dios, en poder, trayendo justicia. Juicio de Dios sobre Israel y Judá. (1, 1-2, 13)
II.- El liderazgo justo vendrá a Sión. (3, 1-5, 15) y
III.- El acercamiento a Dios en humildad, justicia y esperanza (6, 1-7, 20).
Estructura social
Miqueas estaba consciente del aspecto social y cultural de su audiencia así como de las instituciones tanto políticas, económicas y religiosas. Estaba en consonancia con la obra creativa de Dios y por Fe imaginaba una situación futura muy diferente a la que estaba viviendo para su pueblo.
Llama la atención observar que Miqueas interactuó con los gobernantes de Judá (3, 1-3, 9 y 7, 3) los que eran responsables (3, 11 y 7, 3) del orden social pero eran corruptos, ni defendieron los derechos de las personas, ni establecieron justicia (3, 9).
Generalidades
Los Jueces (poder judicial y legislativo) no sabían lo que era la Justicia; trataban a los débiles de forma inhumana. Estos líderes odiaban lo bueno y amaban lo malo. (3, 1-5, 15).
Sus líderes políticos (gobernantes) deshonestos se habían olvidado de Dios (6, 3 y 7, 3) y no recordaban lo que se requería para amar y adorar a su pueblo y a Dios.
Jerusalén era malvada y estaba llena de violencia (6, 12 y 7, 2).
Consecuencias teológicas y sociales
Los predicadores que no están llenos del Espíritu de Dios, no tienen disposición de llorar por los que enfrentan juicio (1, 8-9). Enfatizarán la paciencia de Dios (2, 7) y la seguridad de la presencia de Dios (3, 11)) estarán mas preocupados por mantener su empleo con buena paga (3, 5, 11) No alentarán el cambio porque no verán el peligro que viene. No imaginarán la esperanza que depára el futuro.
Miqueas sabía que la justicia divina vendría a la Tierra. Sabía que los mensajeros de Dios (los hombres de buena Fe, lloran y advierten cuando escuchan que el poder de Dios puede traer la destrucción de los pecadores (1, 2-7) alientan los patrones de justicia de Dios (3, 11), alientan a los que sufren esperando el reino justo de Dios (4, 1-8). Aún en la obscuridad de la desesperación tienen Fe y confianza en que Dios escuchará sus clamores (7, 7-15).
Como se ve en este pequeño estudio, tanto en la estructura social, como en generalidades asi como también en las consecuencias teológicas y sociales, hay similitud de esa época para con el México actual. Originado - ahora - por la influencia e intervención permanente del país vecino del norte.



Autor: Ing. Federico Juárez Andonaegui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada