sábado, 12 de octubre de 2013

Primeras Moradas

Antes de continuar quiero hacer el paréntesis siguiente:
 
 El alimento del cuerpo, todos sabemos que debe ser tres veces al día, con las modificaciones que algunos deseen hacer, pero…….. así como el comer bien da energía para poder hacer las actividades diarias y gozar de cabal salud, también suele suceder que el poco comer provoca anemia y los que no comen pueden morir por las complicaciones que se tienen por no ingerir alimentos. De la misma manera el Alma, requiere su alimento continuo, tres veces al día o las modificaciones que deseen hacer. (Puede ser alimentada cada tres horas, con pocas dosis). De igual manera el poco alimento la hace raquítica y las consecuencias son mas nefastas. Al pueblo mexica le han ocultado la necesidad de alimentarla, así como la forma de hacerlo. 
 
 Todos los meshicas de una u otra forma – sin saberlo - han entrado y salido continuamente de las Primeras Moradas.
 
 Santa Teresa de Jesús nos dice: ……..“no habéis de entender estas moradas. una en pos de otra como cosa enhilada, sino poned los ojos en el centro que es la pieza donde está el Rey”. 
 
 Dios quiere comunicarse con el hombre, pero este no lo escucha, debido a la situación actual el mexicano lucha por “tener”. Su vida está llena de (ruidos) preocupaciones, no dedica un tiempo diario a su persona. Tan fácil y sencillo que es hacerlo, solo dándose un tiempo de silencio diario para dar oportunidad a Dios de hablar y escucharlo. ESO ES ORAR. 

Hay distintas formas de orar, citaremos entre otras: la contemplación de la naturaleza, la oración vocal, el rezar, las lecturas espirituales, etc.
 
 Quien inicia el camino sabe que es difícil continuar, no le gustan los manjares de la mesa (el bufet), debido a las preocupaciones, tensiones, cansancio, depresión y apremios (sabandijas que entran al Castillo, las llama Teresa de Avila). Solo basta con no preocuparse demasiado y ofrendar esa preocupación a Dios y verá maravillas. Dios lo iluminará. pedid y se os dará (Mt 7,  7 - 8 y Lc 11, 9 -10). 
 
 El mexicano al orar es un caminante que llama a la puerta del Castillo, para ser recibido por J+C, quien lo llevará de la mano a recorrer todas las estancias de las Siete Moradas. Es importante recalcar que cada Morada tiene multitud de habitaciones. Dios no obliga solo invita a conocerlo, a visitar la habitación principal. 

Resumen.- 
 
 Es necesario conocer lo que somos en esencia, una forma – de las muchas que hay - para hacerlo es adquiriendo una Virtud; la austeridad de vida es la mas significativa  y es la primera de todas las demás. Debemos SER, lo demás viene por añadidura. No desear ni luchar  por TENER ya que en este caso es lo mismo que adorar al becerro de oro, como dios,  y estaría animado por mammón, para convertirse en un Aristócrata del dinero, con las consecuencias nefastas que eso trae consigo, por llenarse de ambiciones desmedidas, tal y como le sucede a todos los gobernantes de nuestros vecinos del norte.
Bibliografía.-
 
 Castillo interior. Teresa de Avila.- Editorial BAC
Principios básicos de religión.- Ing. Federico Juárez Andonaegui.
Este libro puede leerse gratuitamente en www.elsoldelsur.jimdo.com
en la sección libro principios básicos de religión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada