domingo, 24 de noviembre de 2013

Síntesis de las Primeras Moradas

Es importante dar el significado de las palabras. Comenzaremos por la palabra humildad, que se deriva del latín humilitas.- Significa virtud cristiana que consiste en el conocimiento propio. Algunos la describen como conocimiento de “nuestra bajeza y miseria” y en obrar conforme a él.
En el Capítulo I de la Primera Morada, se menciona:
1.- Humildad es ANDAR EN LA VERDAD (nota del autor.- y la verdad os hará libres). Humildad no es hacerse menos, eso es falsa humildad.
2.- Debemos conocernos.
3.- Hay que tener la vista fija en la meta, la habitación principal, donde mora Dios.
4.- Para la oración, no hay que tener medida.
5.- Muchos rondan y no entran al Castillo interior. Hay que estar concentrado en lo que estás, pues  hay diferencia entre estar y estar. Es decir hay que concentrarse al estar orando, no distraerse. Al orar no pensar en los asuntos mundanos.
6.- Un cuerpo sin oración es un cuerpo tullido y será una “estatua de sal”.
7.- La puerta para entrar al Castillo Interior es la oración.
8.- Hablar con y acercarse a los que entran (entraron) ya al Castillo Interior. No estemos ni hablemos con las Almas tullidas.
9.- Tener paciencia para entender lo que quiero dar a entender. Cuando leas, leer bajo el influjo del Espíritu Santo.
 
Debemos recordar que en la Teología de antaño se decía y entendía que: “el cuerpo encierra al Alma”. El concepto actual es: El cuerpo es el vehículo del Alma”. El cuerpo no encierra al Alma. “El cuerpo es la expresión viva del Alma”. Dios siempre está contigo, nunca te deja.
Por último, diremos que hay que organizarse, ordenarse, SER DISCIPLINADO.
continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada